domingo, 10 de julio de 2011

UNIDAD 1: LA TIERRA Y EL UNIVERSO

1. LA TIERRA, UN PLANETA DEL SISTEMA SOLAR.
Conjunto de cuerpos celestes que se encuentra en el espacio. Se formó hace 15000 millones de años tras el big bang.
Una galaxia es un agrupamiento de estrellas. Las estrellas son astros que emiten energía en forma de luz y calor. La nuestra es la Vía Láctea.

1.2. El sistema solar.

Una de las estrellas de la Vía Láctea es el Sol. En torno a él se formó el sistema solar, compuesto por los planetas y sátelites que giran a su alrededor.

  • Los planetas son cuerpos esféricos sin luz propia, que giran alrededor de una estrella siguiendo una órbita elíptica.
  • Los satélites son cuerpos sólidos sin luz propia, que giran alrededor de los planetas
1.3. El planeta Tierra.

Es el único planeta del sistema solar  en el que existe vida, gracias a unas condiciones físicas concretas:

  • Su distancia respecto al Sol le hace tener una temperatura moderada.
  • Está rodeado por la atmósfera, que la protege de las radiaciones solares.
  • Posee agua.
1.4. Forma y dimensiones de la Tierra.

La Tierra no es una esfera, sino un geoide, ya que está ligeramente achatada por los polos y ensanchada por el ecuador.

2. LA LATITUD Y LA LONGITUD
2.1. La red geográfica.




El globo terráqueo está dividido por una serie de líneas imaginarias que diseñan una red geográfica cuyo objetivo es facilitar la localización sobre la superficie terrestre. Dichas líneas se llaman paralelos y meridianos:
  • Los paralelos son una sucesión de círculos imaginarios que siguen una dirección este-oeste y que van reduciendo su tamaño  a medida que se acercan a los polos.  El principal es el ecuador, o paralelo 0º. Otros paralelos importantes son el trópico de Cáncer, el trópico de Capricornio, el círculo Polar Ártico y el círculo Polar Antártico.

  • Los meridianos son semicírculos imaginarios trazados desde el polo Norte al polo Sur. El meridiano principal es el meridiano 0º, denominado meridiano de Greenwich.



2.2. Las coordenadas geográficas.


Para localizar cualquier punto terrestre, bastará determinar sus coordenada geográficas, es decir, qué paralelo y qué meridiano se cruzan sobre dicho punto. Las coordenadas se expresan mediante la latitud y la longitud:


  • La latitud es la distancia angular que existe entre cualquier punto de la superficie terrestre y la línea del ecuador; se expresa en grados, minutos y segundos. Va de 0º-90º y puede se norte o sur.
  • La longitud es la distancia angular que existe entre cualquier punto de la superfice terrestre y el meridiano de Greenwich, medida en grados, minutos y segundos. Oscila entre 0º y 180º y puede ser este u oeste.
3 La rotación de la Tierra. Los usos horarios:
La rotación es el giro que efectúa la Tierra sobre sí misma cada 24 horas.


3.1. Efectos de la rotación:
  • Sucesión de días y noches.
  • El movimiento aparente del Sol. Este movimiento aparente facilita la orientación.
3.2 Los usos horarios:
Como la Tierra va girando frente al Sol, la hora solar no es la misma en todo el planeta.
Dado que el día tiene 24 horas, al dividir los 360º de la esfera terrestre entre ellas, obtenemos 24 franjas o husos horarios. Dentro de cada huso horario existe la misma hora. El huso horario de referencia es el que recorre el meridiano 0º. Debemos adelantar el reloj una hora por cada huso hacia el este, y atrasar una hora por cada huso al oeste.







4 La traslación de la Tierra. Las estaciones.
4.1. El movimiento de traslación
La traslación es el giro que efectúa la Tierra alrededor del Sol describiendo una órbita elíptica. Tarda en completarse algo más de un año: 365 días, 6 hora, y 9 minutos. Estas 6 horas que sobran se acumulan y cada 4 años se añade un día más al mes de febrero. Ello da lugar a los años bisiestos.


La Tierra tiene el eje de rotación inclinado respecto al plano de su órbita.





4.2. Consecuencias del movimiento de traslación.
Las consecuencias son la sucesión de estaciones y la variación de los días del año.


4.3. La diferente insolación: zonas climáticas.
De forma indirecta, la inclinación del eje de rotación terrestre origina zonas climáticas en la superficie de la Tierra.